El cuidado del cachorro

Volver

CUANDO ADQUIRIMOS UN CACHORRO HEMOS DE TENER EN CUENTA  QUE SE TRATA DE UN SER VULNERABLE, SU SISTEMA INMUNOLÓGICO ESTA EN DESARROLLO POR LO QUE ES MÁS FÁCIL DE CONTRAER ALGUNAS ENFERMEDADES INFECCIOSAS Y PARASITARIAS. TAMBIÉN ESTÁ EN PLENO CRECIEMIENTO POR LO QUE SU CUERPO TIENE UNA MAYOR DEMANDA, POR ESO SU ALIMENTACIÓN DEBE SER ESPECÍFICA PARA ESA ETAPA EN CRECIMIENTO.

  • La desparasitación es muy importante, la cual se puede realizar a partir de los 15 días de edad. Y es recomanable repetirla cada 15 días hasta alcanzar los tres meses de edad. Como se ha dicho el cachorro aún no tiene su sistema inmunológico completamente desarrollado lo que hace más fácil el contagio y la infestación parasitaria. Dichas infecciones pueden venir de la madre en el periodo de lactancia por eso se recomienda la desparasitación de la madre al final de la gestación. También tener en cuenta que algunos parásitos como és Toxocara canis són enfermedades zoonóticas y por lo tanto la pueden transmitir al ser humano.
  • La vacunación también és importante para que nuestro cachorro obtenga las defenses necesarias para combatir las posibles infecciones. La protección inmunológica transferida de la madre durante la lactación va ir desapareciendo, el propio cachorro tendrá que producir sus propias defensas las cuales pueden ser inducidas por la vacunación. Muchos de los protocolos vacunales empiezan a las 6 semanas de edad que incluyen vacunas contra parvovirus, moquillo, hepatitis, leptospira... Para reducir el periodo crítico entre la pérdida de las defensas transferidas por la madre y la producción de defensas por el propio cachorro se debe realizar una correcta vacunación.
  • La alimentación de nuestro cachorro ha de ser la adecuada ya que los perros de corta edad son más propensos a padecer transtornos digestivos. A las 3 – 4 semanas de edad es un momento adecuado para ir introduciendo una alimentación sólida al cachorro, la cual tiene que cubrir sus necesidades y ser de alta digestibilidad. Y evitar los cambios bruscos de comida lo que puede llevar a producirles diarrera. Se recomienda hacer un cambio paulatino de varios días.

Uso de cookies de vetercan.com

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y la experiencia de uso de este sitio web. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.

ACEPTAR